Lean Caos: borde del caos

Lean caos viene a ser como un borde del caos.

Más pronto que tarde, el juego de verano tenía que abordar el tema del borde del caos.

Lean caos

La vida cotidiana está llena de pequeños problemas. Los grandes problemas solo surgen de vez en cuando y siempre se puede recurrir a un especialista para solucionarlos.

A menudo, esos pequeños problemas no tienen una causa clara o no nos da tiempo para encontrarla; en tal caso, siempre conviene utilizar la acción como estrategia.

Aunque ha llovido algo desde aquel post, la idea básica sigue siendo la misma:

  • Hacer
  • Sentir
  • Responder

Muy parecido a la metodología Lean:

  • Crear
  • Medir
  • Aprender

Los términos pueden sufrir ligeras variaciones en función del problema que se trate. Pero, a menudo, olvidamos que son nuestras emociones las que acaban marcando el rumbo de un proyecto. Las emociones no se pueden controlar; pero siempre nos indican el camino que no hay que seguir.

Nota

A nadie se le escapa el extraño parecido entre atractor e influente. - comparte       

Powered by Vcgs-Toolbox

Borde del caos

Como comenté en el post de Lean Tell:

El borde del caos es caórdico. - comparte       

Powered by Vcgs-Toolbox

Imagen vía tejeRedes

Es decir, tiene algo de caos y de orden, de creatividad y de proceso. En realidad, más que un borde del caos, lo que suele dar es un borde del ánimo.

Un borde del caos se parece a un borde del ánimo. - comparte       

Powered by Vcgs-Toolbox

Actualmente en la red, encuentras todo tipo de recursos más o menos organizados según la habilidad de la entidad que los organice. Durante este verano, estoy llevando un taller online con el bonito nombre de Visual ABP.

Reconozco que hay más recursos para la educación y el aprendizaje que para el borde del caos. Pero, más pronto que tarde, el mundo que conocemos se va a convertir en un caos; si es que ya no lo es. Así que conviene tener recursos de cualquier área del conocimiento.

Comentario

Este es el post que más se ha aproximado a cómo veo el borde del caos.

Si te ha gustado el post, compártelo en las redes