Bida: caos y serendipia

Este artículo surgió de una conversación en las proximidades de Isla Imaginada.

Me parece que alguna que otra vez ya se han juntado el caos y la serendipia en este blog.

Como sabes, habito al borde del caos y el lema de este blog es compartir serendipias. Incluso, mantengo un microtaller de serendipia.

 

Caos

Por fin, he creado mi propio canvas ratuno que he estado aplicando a mi red de blogs.

 

canvasCanvas vía @ratonbloguero

 

Cuando la solución es el universo, no hay problema que no se pueda transformar. Parafraseando a Murphy:

 

Los problemas ni se crean ni se destruyen; solo se transforman o se camuflan. - comparte       

Powered by Vcgs-Toolbox

 

La mayoría de nosotros solemos camuflar los problemas o simplemente, los retardamos (procastinación lo llaman algunos). Sin embargo, yo prefiero la transformación. Aunque parezca surrealista, los problemas de un blog, los suelo solucionar en otro.

 

Serendipia

¿Para qué vamos a engañarnos? La vida está llena de errores.

Y para arreglar los nuestros, solemos emplear las soluciones de otras personas. Si comparas las vidas de éxitos de las personas que aparecen por internet, verás que no tienen nada que ver con la tuya.

Más que una vida, lo que realmente tienes es una bida. Parafraseando a Lennon:

 

La bida es eso que te pasa mientras te empeñas en otras cosas (la vida). - comparte       

Powered by Vcgs-Toolbox

 

No aprovechamos los errores de la bida y acabamos viviendo la vida de otros.

 

Vídeo vía Tintas Creativas

 

Desaprovechamos así la cantidad inmensa de detalles que hay a nuestro alrededor y que posiblemente, nunca verán tus héroes que andan metido en otras películas. Así que no te preocupes:

 

La bida es el lugar a donde te llevan tus pasos. - comparte       

Powered by Vcgs-Toolbox

 

Comentarios

Pero si hay un lugar donde la bida se desarrolla con más fuerza es en la zona de comentarios de un blog. Nunca se sabe qué puede aparecer ahí. Y más de una vez, acaba apareciendo esa solución o esa herramienta para transformar tus problemas.

Y a ti, ¿te ha pasado alguna vez algo parecido?

 

Si te ha gustado el artículo, compártelo en las redes