Dieta digital

Por más que intento no hacerlo, sigo mezclando cosas.

Y así es muy difícil seguir algún tipo de dieta digital. La semana pasada abrí un debate en un foro sobre la dieta informativa. Y eso que ya he dicho alguna vez que intento separar mi actividad bloguera de mi actividad como activista.

De todas formas, esto me ha hecho reflexionar sobre lo siguiente:

 

Al igual que alimentamos nuestros cuerpos, alimentamos nuestros blogs. - comparte       

Powered by Vcgs-Toolbox

 

Dieta

Entiendo como dieta una manera estable de alimentarse. Si es para alimentar el cuerpo, sería una serie de ingredientes más sus recetas correspondientes.

Si es para alimentar un blog, sería el tipo de artículos que escribimos regularmente. Ya he dicho que en el caso de este blog, se tratan de pergeños. Y ahora, sin la mariposa, se quedan solo en pergeños.

 

Fuente

En el debate sobre la dieta informativa, se recomendaba ir a las fuentes. La mayoría de los temas suelen tener referentes muy determinados que no se suele tardar mucho en encontrar. No voy a poner ejemplos para para no herir susceptibilidades.

Como sabes, últimamente, estoy dedicando este blog al caos. Y no creas que es tan fácil encontrar fuentes. Entre otras cosas, porque dejaría entonces de ser un auténtico caos.

Además, creo que mi vida es lo suficientemente caótica como para que sirva de mal ejemplo que diría Groucho Marx.

 

Refrito

Este es el principal problema de una dieta para que pueda ser sana. Puede que de vez en cuando, surja un artículo original en un blog. Entonces recorre toda la red en las diversas versiones de los seguidos del autor hasta convertirse en algo realmente indigesto.

Ser original es difícil si tus artículos están basados en los artículos de otro autor. Pero:

 

¿Hay algo más original que tu propia vida? - comparte       

Powered by Vcgs-Toolbox

 

Estoy más o menos seguro que no tienes ni idea de dónde acabarás el año que viene ni con quién.

 

Comentarios

Este blog se alimenta de tus comentarios.

 

Si te ha gustado el artículo, compártelo en las redes