Hoy acabo de hacer una propuesta en la comunidad de Blogramé de un Taller colaborativo de verano que consiste básicamente en ordenar y comentar distintos talleres, tutoriales, reflexiones,… que tengamos sobre el tema de:

La #SEOducción de la Conversación

La comunidad es todavía privada porque algunas conversaciones son más fáciles de desarrollar a modo de chill out 2.0. Pero si algún lector/a de este blog está interesado en participar, nos puede facilitar su perfil en Google+ y le daremos de alta.

Palabras

Como este blog va ahora de empoderamiento, me gustaría colaborar con dicho taller con unas reflexiones a modo de tutorial sobre lo que se puede conseguir con un comentario diario.

Temática

He estado dudando si empezar primero por el autor o la temática. Me he decantado por la temática porque es algo que podemos ir perfeccionando por nuestra cuenta. La relación con otra persona ya no depende de nosotros mismos sino que es cosa de dos.

Siempre me habían atraído los temas de marketing de guerrilla porque durante algún tiempo fui comercial de calle y las connotaciones son inevitables.

Post diario

Un comentario diario necesita de un post diario previo, lo que exige a su vez un blogger de cierta constancia. En mi caso, tuve la suerte de encontrar en la Red a Carlos Bravo que además tenía un blog que trataba del marketing de guerrilla y de la web 2.0; es decir, dos pájaros por un solo tiro.

El título de su blog no daba lugar a la menor duda: Marketing de Guerrilla en la Web 2.0.

Con tan buenos augurios, la cosa no podía empezar mejor.

Historias

Como yo tenía una cierta experiencia comercial, siempre que salían temas de ventas (aunque fueran online), tenía algún que otro recurso para defenderme en el comentario.

El problema venía cuando eran temas informáticos. En más de una ocasión tuve que recurrir al #postory. Recurriendo a la socorrida frase de:

Si non vero, bien trovato.

Descubridor

Yo estaba tan feliz con mi comentario diario y alguna que otra respuesta por parte de Carlos, cuando un buen día Víctor Campuzano me puso en un ranking con mi anteriores nick y blog.

Y además, me hizo esta promo en los comienzos de este blog. Ni que decir tiene que a partir de entonces, no falta un solo comentario mío (a veces, varios) en cada uno de sus posts.

Gracias a él, conocí a mi pareja virtual… pero esa es la historia siguiente…

Pareja virtual

A través de este concurso de Víctor, conocí a #Bolboreta (antes Manuela) con la que me he embarcado en la fabulosa aventura de Blogramé.

¿Qué os podría contar de #Bolboreta si cada día estoy más flipado con su efecto mariposa?


Ah! Y os recuerdo que todo esto empezó con un simple comentario diario en el blog de Carlos.