Imaginación y comentario

La imaginación puede surgir de algunos comentarios.

Releyendo el post sobre el comentario diario, aunque ha llovido algo desde que lo publiqué, me he quedado detenido un poco en la idea de los comentarios imaginados. En este post, desarrollaré un poco más dicha idea.

 

Taller

Isla ImaginadaEn Isla Imaginada, estamos especulando con la posibilidad de crear un Taller Imaginado. Se supone que la imaginación depende de las musas y no se puede controlar.

Tampoco lo pretendemos, pero sí echar una mano cuando las musas parecen que están de vacaciones que diría Serrat.

Cada cual estamos aportando nuestras ideas. Pero no será hasta que empiece el curso cuando las vayamos concretando. Si quieres aportar alguna, lo puedes hacer en la zona de comentarios.

Nota.- El Taller de la Imaginación ya está en marcha y puedes ver sus imágenes y fichas en este post.

 

Imaginación

Después de leer este post de Carlos Girón, tengo la sensación de que la imaginación es un plano intermedio e indefinido entre:

  • Sujeto y objeto
  • Ciencia y magia
  • Persona y personaje

He añadido un poco de mi cosecha al post de Carlos, pero es que me hacía falta para el objeto de este post; es decir, aquellos posts en los que te gustaría comentar algo, pero no sabes qué y cómo.

En dichos casos, puedes crear un #microcuento que tenga que ver con el post. Dicho así, puede que te quedes igual; pero si te doy estos consejos, la cosa cambia:

 

microcuentos

Infografía vía Pinterest

 

Quieras reconocerlo o no, cuando comentas habitualmente en un blog, tienes un deseo consciente o inconsciente de establecer algún tipo de colaboración con su autor o autora. De forma discreta, puedes ir indicándole en qué tipo de colaboración estás interesado.

Si además le pones un poco de cariño, interés e imaginación, el resultado te puede sorprender.

Ten en cuenta además que ciertos plugins de comentarios permiten tuitearlos y de esta forma pueden volver a tu propio blog.

 

 

 

De esta forma, puedes establecer una relación de ida y vuelta entre posts y comentarios. Si al bloguero que comentas le gusta, miel sobre hojuelas.

 

Comentarios

Así, entre nosotros, ¿cuántas veces has escrito un comentario imaginado? De forma discreta, cuéntalo en la zona de comentarios

 

Si te ha gustado el post, compártelo en las redes