Principio del mínimo esfuerzo

El principio del mínimo esfuerzo es como el producto mínimo viable.

Todo el mundo admite con normalidad el producto mínimo viable, pero suele rechazar el principio de mínimo esfuerzo.

 

Producto mínimo viable

Con algunas variaciones, modelos como el siguiente son generalmente bien aceptados.

En este blog, encontrarás algunos posts sobre scrum que te ayudarán a encontrar un producto mínimo viable para tu proyecto.

Y en general, muchos de los posts que encuentres en la red sobre agilidad te ahorrarán muchos esfuerzos.

 

Imagen vía Laura Foletto

Principio del mínimo esfuerzo

Hace unos días, recibí un post de Laura Foletto sobre la Ley del Menor Esfuerzo.

En este modesto blog, no me atrevería a desarrollar una ley tan importante. Pero sí hacer una pequeña aproximación como principio.

La semana pasada, te hablé del slow blogging y hace ya tiempo, de la agenda de Pareto.

Partiendo del principio de Pareto, se podría decir que hay que llegar al 20% de algo para que ocurra el 80% de otra cosa.

Ese 20% es lo que vendría a ser el mínimo esfuerzo para que algo empiece a funcionar.

Cómo llegar a ese 20% es algo que excede por el momento a los límites de este modesto blog. Pero creo que también tiene que ver algo con los comentarios.

 

Comentarios

En estos momentos, no te podría decir cómo aplicar el principio de Pareto a los comentarios. Teniendo en cuenta que los comentarios suelen ser descripciones subjetivas, es difícil encontrar puntos de referencia comunes para hacer algún tipo de estudio.

Este blog suele tener pocos comentarios por lo que no me atrevería a empezar ni siquiera ningún tipo de estudio. Pero te sugiero que elijas un blog de tu nicho que tenga muchos comentarios y, aunque sea de forma intuitiva, realices un pequeño estudio de dichos comentarios.

Verás como, a la larga, el estudio te habrá valido la pena y no te llevará mucho esfuerzo. Es más, sabrás los temas que más interesan y solo tendrás que desarrollarlos en tu propio blog para aumentar tus comentarios.

 

Si te ha gustado el post, compártelo en las redes