El puente del comentario

Lunes del puente de agosto. Uno de los peores días del año para publicar. ¿Quién se va a entretener en leer estas líneas?

Pues algo de eso ocurre cada vez que te publican un comentario. Aparte del autor del blog, poca gente se molesta en leer los comentarios de los demás comentaristas.

Puente

Entonces, ¿merecerá la pena hacer ese esfuerzo?

 

El comentario es un puente hacia el autor del blog y sus comentaristas. - comparte       

Powered by Vcgs-Toolbox

 

Tanto publicar en esos malos días del año como el primer comentario en otro blog merecen la pena. La confianza se consigue a base de promesas cumplidas. Y si te has comprometido a publicar en esos días o quieres conseguir la confianza de cierto autor, no te va a quedar más remedio que realizar esas acciones que pueden no tener mucho valor puntual, pero son las piezas necesarias con las que se construye ese puente que te llevará a donde te lleve tu imaginación.

 

 

Cuando vemos un puente acabado, no somos conscientes de todos los pasos previos que han sido necesarios para construirlo. Y lo mismo ocurre con la zona de comentarios de tu blog.

 

Comentario

El miércoles pasado publiqué en otro blog el pequeño cuento La Sopa de Comentarios. Todo el mundo te dirá que el comentario tiene que tener valor y calidad para que sea tenido en cuenta. Pero, en la zona de comentarios de dicho cuento, aparecieron otros ingredientes como cariño, interés e imaginación.

Y también algo tan indefinido como un chup-chup que mucha gente entenderá enseguida.

Incluso, se apuntó que sonrías cuando escribas un comentario. No se sabe muy bien por qué, pero parece que funciona.

Pensarás que todo esto no tiene ningún sentido y menos, un lunes del puente de agosto. Pero te animo a que hagas la prueba. No te preocupes tanto del valor y la calidad y déjame un comentario con cariño, interés e imaginación. Si además le añades una sonrisa y un chup-chup, el resultado te puede sorprender.

 

Si te ha gustado el post, compártelo en las redes.